Extinción por agua

El primer sistema de extinción automática se patenta en el año 1.723. A partir de esa fecha, muchos han sido los avances en este tipo de sistemas. De hecho se considera al sistema de extinción automática como el "Rey" de los sistemas de protección Contra Incendios. Siempre se mantiene alerta, incluso cuando en los locales no hay personal. Su sistema de disparo por rotura de las ampollas a una temperatura determinada, hace que sea un sistema seguro, sin fallos y además ofrece una excelente protección contra el fuego.

En el último siglo, industrias, el sector hostelero, almacenes, el sector naval y actividades de riesgo alto han confiado e invertido en este tipo de sistemas, rebajando la siniestralidad y el riesgo de pérdidas de vidas humanas además de rebajar sensiblemente los daños materiales.

Extinción en cocinas

La extinción para cocinas industriales se realiza con sistemas de extinción totalmente automáticos y precalculados para proteger las parrillas, freidoras e incluso para las zonas asociadas como los conductos, filtros y cámaras de aspiración. Están homologadas para el uso alimentario y reside en una mezcla de sales orgánicas. Están diseñados para una rápida supresión de las llamas y de fuegos grasos por medio de espuma. Toda la instalación se realiza en acero inoxidable.

Extinción por gas

La extinción por gases se origino para aquellos incendios en donde el agua representaba un problema añadido debido al riesgo existente. Por ejemplo en archivos, riesgos eléctricos, etc... los sistemas por gases eran más rápidos y dañaban menos los equipos o materiales existentes. Aunque actualmente estos riesgos también se pueden extinguir con sistemas de extinción por agua, como son, los sistemas de agua nebulizada, se deberá realizar un estudio previo para determinar cual es el sistema idóneo a instalar.

Extinción de Incendios es Prevención

Minimiza el riesgo